domingo, 25 de noviembre de 2012

BAKLAVA DE PISTACHO Y NUECES




Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Noviembre nos invita a preparar un clásico persa Baklava





Este mes el Círculo Whole Kitchen nos propone un postre típico del Mediterráneo oriental, unas capas de pasta filo barnizadas con mantequilla fundida e intercaladas con frutos secos picados, básicamente nueces o pistachos y bañados con un almíbar.

Es la clase de repostería que no suelo hacer porque la encuentro demasiado dulce para mi gusto, pero tengo en casa a alguien que no tiene estos "problemas" y es capaz de comerse medio baklava en una tarde, sin prisa pero sin pausa...


La receta es del libro "Essentials of Baking" de Williams-Sonoma.



INGREDIENTES: Para un molde de 23 x 23 cm.

Para el almíbar:

185 g. de azúcar
250 ml. de agua
2 cucharadas de zumo de limón
1 palo de canela
La piel de 2 naranjas y 2 limones cortada en juliana sin la membrana blanca

Para el relleno:

60 g. de azúcar
1 cucharadita de piel de limón rallada
1 cucharadita de piel de naranja rallada
500 g. de pistachos picados ( yo lo hice con 250 g. de nueces y 250 g. de pistachos)
1 paquete de 500 g. de pasta filo 
185 g. de mantequilla fundida



Precalentar el horno a 165º y untar el molde con mantequilla fundida.

Poner todos los ingredientes del almíbar a cocer y llevar a ebullición hasta que el azúcar se disuelva.
Dejar enfriar completamente mientras hacemos el baklava.

Abrir el paquete de filo y extender las hojas sobre el papel de hornear que viene con ellas. Taparlas con un paño de cocina limpio y humedecido con agua para evitar que se sequen, porque sería imposible trabajar con ellas.

Poner una hoja de filo en el molde y pincelar con la mantequilla fundida; repetir con otras dos hojas de un total de tres, pincelando siempre con mantequilla.

Empezar a cubrir las 3 hojas con unos 60 g. de frutos secos y volver a poner otras dos hojas encima pincelando siempre con mantequilla.

Cubrir con los frutos secos (60 g. aprox) y poner otra vez 2 hojas pinceladas con mantequilla. 

El proceso es así :

3 hojas en la base+ frutos secos + 2 hojas+ frutos secos hasta que lleguemos al final, que se ponen otra vez 3 hojas.

Una vez terminadas las capas se cortan sólo las 3 hojas superiores ( sin llegar a la base) en diagonal, formando rombos,  y se hornea hasta que esté dorado, 35-40 minutos.



Una vez horneado se corta otra vez por donde habíamos cortado antes pero ahora llegando hasta la base.
Colar el almíbar, descartando la canela y la piel de los cítricos y verter por encima de las incisiones para que se empapen las capas inferiores.



 Espolvorear con unos cuantos pistachos picados.




4 comentarios:

  1. Hola,

    Ya es hora de merendar, no??? Que bien me entraría ahora un trocito de tu baklava, que tiene una pintaza...

    Un besito,

    ResponderEliminar
  2. wow, que bonitas te han salido!!! perfectas!!! un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Te han quedado genial, con los pistachos por encima. Muy buena pinta. Besos

    ResponderEliminar